viernes, 19 de junio de 2009

TIC EN EL AULA

Leer se Aprende Leyendo
La lectura es una herramienta fundamental para nuestro desarrollo cognitivo. La lectura está en todas partes y es una necesidad del ser humano. Leemos para saber más, leemos para aprender, leemos por el gusto de leer...
Tiene una relevancia fundamental, debido a que se promueve el gusto por leer no sólo porque los niños mejoran su comprensión lectora y obtienen a la larga mejores resultados académicos, sino porque la lectura es un componente para la vida.
Leer se aprende leyendo y es por ello que es vital seleccionar adecuadamente los textos que les entreguemos a nuestros alumnos para que puedan ser verdaderos motivadores de la lectura y capten el interés de nuestros niños y niñas. También son importantes las actividades que vamos realizando durante la lectura con la idea de generar espacios para compartir e intercambiar ideas.

La lectura, es el proceso de comprender el significado del lenguaje escrito. Para quienes saben disfrutarla, constituye una experiencia gozosa que ilumina el conocimiento, proporciona sabiduría, permite conectarse con autores, personajes literarios que difícilmente podrían conocer personalmente y apropiarse de los testimonios dados por variadas personas, en otros tiempos y lugares. Dada la importancia de la lectura, existe el desafío prioritario para nosotros como educadores y las familias de lograr la meta de que los estudiantes se motiven a leer cada vez más y mejor; esto es, que disfruten la lectura, la manejen como una actividad permanente y gratificante, prefieran materiales con valor literario y valórico. Algunas estrategias que han entregado buenos resultados son: La mayoría de los buenos lectores provienen de hogares letrados donde hay permanente presencia de libros, revistas, periódicos, afiches, etc.; donde la familia invierte en su adquisición, comentan las noticias y libros leídos; reciben y envían correspondencia a través de correo tradicional o electrónico, dejan recados escritos, consultan diccionarios, enciclopedias. En suma, son hogares inmersos en un mundo letrado, en el cual los materiales impresos son parte natural del ambiente. Similarmente, para estimular la lectura, la sala de clases debe contar con una variedad de textos, que dé amplias oportunidades para que los niños, especialmente los que provienen de medios predominantemente orales, se familiaricen tempranamente con ellos. Los textos deben ser literarios, pero también debe haber aquellos denominados auténticos; es decir, textos funcionales presentes en su entorno, como catálogos, afiches, propagandas comerciales, recetas, instrucciones, boletas, billetes de lotería, guías de TV o de espectáculos, noticias, tiras cómicas, rótulos de variados productos, lemas de camisetas, cartas, fax, cobranzas de cuentas. La “lectura compartida” es una estrategia que se define como cualquier situación de lectura gratificadora en que los estudiantes escuchan y observan a la educadora, a un profesor o a un estudiante leer con fluidez y expresión, mientras son invitados a seguir la lectura del texto situado ante su vista. En la educación preescolar, esta actividad se realiza con la utilización de libros gigantes: un grupo de niños y niñas escucha y ve el texto que la educadora va leyendo en un libro de gran formato que está a la vista de todos. Cada situación de lectura compartida debe constituir una situación relajada y social, en la cual se pone énfasis en el goce y apreciación de los contenidos de las novelas, leyendas o poemas. La actividad puede versar sobre los temas y poemas favoritos de los alumnos y alumnas y puede ser objeto de varias relecturas. “Jugar a leer” (Condemarín, 1990) se denomina una actividad en la que el niño se comporta como un lector que lee de corrido, pese a que aún no decodifica las palabras a través de sonorizar sus letras. La actividad tiene una gran importancia, porque revela queha almacenado en su memoria una cantidad impresionante de palabras, que las modula con la entonación y la sintaxis adecuadas y que ha captado el significado del texto completo. Generalmente, los niños “juegan a leer” en voz alta los cuentos o los poemas que conocen de memoria, porque los adultos se los han leído repetidamente, en respuesta de sus peticiones. Los textos que son más fácilmente memorizados por los niños son aquellos que se denominan lecturas predecibles 4 porque permiten que ellos “anticipen” o “adivinen” las palabras que vienen a continuación. Esto ocurre cuando las lecturas tienen las siguientes características: Se basan en las rimas, trabalenguas, adivinanzas, rondas, letras de canciones, poemas u otros textos que pertenecen a la tradición oral de niños y niñas.Para concluir, es verdad que es un gran desafío conducir a los alumnos y alumnas al aumento de su interés y amor por la lectura. Se sabe, que si no se siente placer por leer, es casi imposible formar hábito de lectura y transferir lo leído a todos los subsectores, a la propia vida y a otros contextos. Entonces, nuestro gran desafío es lograr que los alumnos y alumnas dejen de tener la percepción de que la lectura es una actividad agotadora, sin sentido y frustrante, sino por el contrario, que enriquece y estimula intelectualmente. Desde esta perspectiva, los docentes debemos fortalecer en los alumnos y alumnas la idea de que ellos no sólo son receptores de la información, sino que tienen el rol de enriquecer los textos gracias a sus propios aportes. A medida que uno va leyendo, va también anticipando contenidos, forjando sus propias hipótesis, confirmándolas o descartándolas; también critica, razona, infiere, establece relaciones, saca sus propias conclusiones. Naturalmente se trabaja para que esto ocurra, los alumnos y alumnas se apropiarán de ciertas estrategias para leer que constituyen una poderosa estimulación intelectual que repercute en el aprendizaje en su totalidad. Quien más lee y más comprende está más "alerta" y en mejores condiciones para enfrentar nuevos desafíos.

"Que no se acabe el susurro de la lectura"
Para mi la lectura no es comparable con ningún otro medio de aprendizaje y de comunicación, la lectura tiene un ritmo propio que está gobernado por la voluntad del lector, la lectura abre espacios de interrogación y de meditación y de examen crítico, en definitiva, de libertad; la lectura es una correspondencia con nosotros mismos y no sólo con el libro, sino con nuestro mundo interior a través del mundo que el libro nos abre.
Debemos ayudar a nuestros alumnos a construir estrategias de lectura que les permitan convertirse en lectores competentes y eficaces.
Por último "El poder liberador de la palabra, no es para que todos sean artistas, sino para que nadie sea esclavo" ( Gianni Rodari)
algunos link para visitar.
Ahora Apoyo Lector
























Te invito a ver un gran video
video


Ahora un articulo importante:

Adivinanzas en PequeNetHabitantes: En nuestras páginas de adivinanzas encontrarás un montón de ellas, llegadas desde todas partes del planeta. ¡Y cada día llegan más! Puedes jugar con tus amigos ¡a ver quién adivina más!.... http://www.pequenet.com/present/preadivina.asp